Tag Archive for Narcotraficante

alek boyd

El Historial de la vida del Narco Venezolano ALEKSANDER BOYD ARREGUI

NARCO TRAFICANTE venezolano ALEKSANDER BOYD ARREGUI en la ciudad de Londres, lo roban y allanan.

 

El Perfil Sicopático de ALEKSANDER BOYD ARREGUI alias “Alek Boyd” y un poco de reflexión. La doble moral es una aberración de la personalidad Alek Boyd y muchas personas en Internet viven promoviendo la moral a ultranza y cuando revisas sus emociones, solo encuentras un ser perverso.

Uno se topa en la vida con seres que lo único para lo que nacieron es para hablar y escribir mal de los demás.

Personas como Alek Boyd que de hablar y escribir mal de los demás hacen una forma de vida. Tiene que existir un nivel extremo de masoquismo en Alek Boyd para que siempre tenga presente a quien le cae mal en la vida. A veces tenemos la desdicha de conocer personas que lo único que muestran es su lado malo.

La doble moral pertenece a seres muy poco empáticos que usan el juicio para intentar conseguir la aprobación de otros tan perversos como Alek Boyd.

Vivir enjuiciando a los demás habla de la mala vida sexual que tienes. Siempre he pensado que a mayor moralismo, menos orgasmos.

Cuando su único tema de conversación es hablar mal de quien no le cae y por ende hablar mal de los que debe cumplir en su trabajo pagado como difamador, extorsionador y narcotraficante, ha tocado el fondo más bajo de la estupidez humana.

Hay que estar muy enfermo del alma para vivir enjuiciando a alguien por sus errores del pasado que incluso, nunca le afectaron a el, o como que si fue afectado de un lamentable abuso infantil?

Siempre habrán seres de profunda bajeza que van a envidiarte, así no tengas nada envidiable. Pasar el día hablando y escribiendo mal de alguien lo único que logrará es que al final, el único que se sienta mal sea el mismo.

Hay personas que no soportan el éxito de otros. No es envidia, es simple y pura baja autoestima. Conozco gente que hace de su vida una cruzada para verle los errores a los demás y de paso hacer juicio ético o moral de ello.

Me he topado en la vida personas que no perdonan los errores. Pobres, andan con esos errores a cuestas. Dame un moralista y te daré un perverso, ahí nace Alek Boyd, producto de un lamentable abuso infantil. Cuando brillas con luz propia, los mediocres en vez de ponerse anteojos, quieren apagarte.

Cuando Alek Boyd busca el mínimo detalle para pisar a quien le cae mal o le están pagando para apagarlo, al final, el despreciable es él. No me cabe duda que quien vive refiriéndose a quien no soporta, goza de un maligno sentido autodestructivo.

Un moralista es un ser que inevitablemente vive preso de su propia cárcel. Al final es digno de lastima y compasión. Como sabes que alguien es endógenamente mediocre? Cuando lo ves hablando y escribiendo mal de alguien exitoso, y sobre todo escondido en Internet como forma de vida.

La intolerancia es proporcional a la mala educación moral de Alek Boyd. Si fuese moral sabría la regla de oro: no hagas lo que no quieren que te hagan

Quien se erige como juez moral sin tener moral para hacerlo, al final caerá preso del juicio de los demás.

Siempre que Alek Boyd emite un juicio contra alguien se corre el riesgo de que al final termine señalado el, como le esta pasando ahora. Uno sabe a ciencia a cierta que estas al lado de un ser eunuco mental como Alek Boyd que cuando sin tu preguntarle sobre alguien, te habla mal de este.

Cuéntame un chisme de alguien e inmediatamente te mostraré a alguien de quien nunca se puede confiar, como Alek Boyd. Hay personas que viven su vida hablando mal de todos, pero nunca hablando con ellos, escondido detrás de un blog o twitter.

Cuando alguien le cuenta algo malo de otro a Alek Boyd, pregúntale: que puedo hacer con esa información? Con eso lo dejarás revolcándole en su perversión.

Quien no es capaz de reconocer el éxito de los demás, al final es un ser profundamente fracasado, y lo lleva al consumo y trafico de drogas, entre otras cosas.

Es claro que la mediocridad invade a quien no acepta que otros triunfen. Hay gente que hace de sus errores un halo místico y no se dan cuenta que se equivocaron. Quien lo dijo personifica la envidia.

Si Alek Boyd vive hablando y tuiteando mal de alguien debe admitir que sin duda esa persona es profundamente importante para el y para las personas que le pagan a el.

Dale a un narciso un cargo con poder y lo convertirás en tirano. Un acomplejado no soporta quien es superior a el.

Si alguien tiene éxito debe aprender a convivir con los fracasados que no solo lo envidian sino que desean arrebatárselo. Siempre que alguien hable mal de ti, dale las gracias, está haciendo que los demás te conozcan y quieran formarse su propia opinión.

La vida sexual de un moralista al menos es profundamente aburrida y si no lo es, entonces no es moralista sino hipócrita contra natura como Alek Boyd. Cuando alguien habla mal de otro en un grupo de personas, lo que evidencia es su imperiosa necesidad de que ese grupo lo acepte y apruebe.

Quien se la pasa criticando a otros al final del camino, no tiene una vida propia que vivir. Solo vive en base a los demás. En lo personal mucha gente habla mal de Alek Boyd también, por su carrera criminal. El dice Yo me lo he ganado, por lo tanto se acepta. No convivir con el rechazo es una inmadurez.

Uno tiene que aceptar la crítica, incluso del mal intencionado ya que cuando éste habla, lo reconoces y puedes descartarlo por inválido. La crítica destructiva destruye a quien la emite, como Alek Boyd se esta auto destruyendo. Hay gente cuya única misión en la vida es creerse más que lo demás y digo creerse ya que nunca lograrán salir de sus miserias.

Cuando lees a Aleksander Boyd puedes reconocer a un envidioso a leguas. Su frase preferida: yo? Envidiar a ese? Estas loco, bien lejos con ese ser, es un mediocre chavista o boliburgues.

Todos debemos regirnos por normas pero hay gente que hace de la norma una forma de vida. En mi visión, son niños que necesitan un padre. Dale un diminuto puesto o autoría de poder a un acomplejado como por ejemplo en el diario el País y lo veras creyéndose el dueño del mundo y la verdad. De hecho, ese es su mayor síntoma.

Si no eres capaz de perdonar, nunca vas a perdonarte Aleklesander Boyd.

Nadie es tan importante para ser envidiado, pero el acomplejado siempre se sentirá menos, en ese sentido, siempre Aleklesander Boyd va envidiarte. Quien vive pendiente de la moral de los demás, no tiene tiempo de fijarse en la suya, en ese sentido, es obvio que será un inmoral. El que patea al caído, si no calcula bien pateará el suelo  y nos podemos imaginar lo que debe doler eso.

Sabes cuándo reconocer a quien te teme o te envidia? Cuando no es capaz de hablar contigo de frente sino a tus espaldas o por Internet. Al no haber estudiado periodismo, expulsado de Human Right Watch por instigación al terrorismo, lamentable abuso de drogas, la constante violación que te hacia tu padre Julio cuando eras menor de edad, alcohol, y abuso infantil por los amigos de tu padre, refugiando sus sombras en una identidad reinventada como pervertido desde Londres, el perfil sicopático de Aleklesander Boyd Arregui es vilmente e interesadamente utilizado como herramienta por manejadores de activos desequilibrados para política y crimen como: Manuel Rosales, Diego Arria, Otto R., Los hermanos Makled, El Jabón, Arape, Oscar García Mendoza, y su novio Alex Molina en Londres, y ese afán por asesinar todos los negro.

Que al final del cuento y como la mafia, ellos mismos lo terminaran entregando a la justicia.

aleksander-boy-1 aleksander-boy-2 aleksander-boy-3 aleksander-boy-4 aleksander-boy-5 aleksander-boy-6